Saltar al contenido

Consejos ahorrar energía

3 julio, 2018

Ahorrar energía con los Electrodomésticos

DESCONECTAR DE LA RED ELÉCTRICA LOS APARATOS ELÉCTRICOS.

Desconecte los aparatos eléctricos se usan rara vez, como un refrigerador extra en el sótano o en el garaje que contienen sólo unos pocos artículos. Usted puede ahorrar una cantidad importante de dinero cada mes en su factura de energía eléctrica.

En calefacción asi como en las camaras de vigilancia, aire acondicionado, ponga el termostato en invierno o en verano a una temperatura ambiente adecuada, por la noche o cuando usted está ausente para el día, puede modificar esta temperatura para conseguir un mayor ahorro energético.

CONSEJOS GENERALES CALEFACCIÓN, AIRE ACONDICIONADO Y AGUA CALIENTE SANITARIA

Durante la temporada de calefacción, deje las cortinas y persianas abiertas en los días soleados, pero cerrarlas por la noche para reducir la cantidad de calor que se pierde por las ventanas. Cierre las cortinas y persianas durante el verano o cuando el aire acondicionado está en uso o lo va a utilizar más tarde en el día. En cuanto al agua caliente sanitaria, ajuste el termostato de su calentador de agua de entre 120 y 130 grados.Temperaturas más bajas pueden ahorrar más energía, pero es posible que se quede sin agua caliente.

REFRIGERADOR Y CONGELADOR
Ajuste la temperatura de su refrigerador a de 3 a 6 grados centígrados, el congelador debe situarse entre 0 y 5 grados centígrados. Utilice el interruptor de ahorro de energía si su refrigerador tiene uno, y asegúrese de que cierra la puerta con fuerza, compruebe la fuerza de sellado poniendo un billete en la junta y cerrar, si se extrae facilmente significa que necesitamos ir cambiando la goma. Si en el interior se forma escarcha procura que no supere el medio centímetro de grosor. Cada cierto tiempo, unas 3 o 4 veces al año, debes limpiar la parte posterior del frigorífico con un aspirador o cepillo (el polvo y la suciedad que se acumulan aumentan el consumo eléctrico). Deja enfriar los alimentos cocinados antes de introducirlos en el frigorífico, cubre los líquidos y envuelve los alimentos. Procura no tener la nevera muy vacía; de ese modo consume más porque los productos y alimentos retienen más frío. A la hora de colocarla en tu cocina recuerda alejarla de las fuentes de calor, y deja unos 5 cm hasta la pared y los laterales, de modo que se facilite la ventilación.

HORNO
No precalentar o “mirar” dentro del horno más de lo necesario. Comprobar la estanqueidad de la puerta del horno, y el uso de un horno de microondas para cocinar o recalentar objetos pequeños.

LAVAVAJILLAS
Lave sólo cargas completas en su lavaplatos, con ciclos cortos para todos, pero los platos sucios. Esto ahorra agua y la energía utilizada para bombear y calentar. El secado puede ser al aire, si usted tiene el tiempo, también puede reducir el uso de energía.

LAVADORA
En la lavadora, ajuste el nivel de agua apropiado para el tamaño de la carga, lavado en agua fría cuando sea práctico, y siempre enjuague en frío. Utiliza el agua a la menor temperatura posible. El 80-85% de la energía que consume una lavadora, lo hace calentando el agua.

SECADORA
Limpie el filtro de pelusas de la secadora después de cada uso en caso de que sea necesario utilizarla, utilice el tendedero cuando el tiempo acompaña. En el caso de utilizar la secadora, seque las telas pesadas y livianas por separado y no agregar prendas húmedas a una carga que ya está parcialmente seca. Si está disponible, utilice la configuración del sensor de humedad.

VITROCERÁMICA
Utiliza recipientes de hierro esmaltado o de acero inoxidable; pero ante todo que tengan un fondo difusor grueso. Además, deben tener un diámetro superior al de la superficie de la placa (la cocción será más rápida y se ahorra hasta un 20%). Utiliza la tapa de los recipientes y apaga el fuego antes de acabar la cocción para aprovechar el calor residual.

TERMO ELÉCTRICO
En el caso de adquirir uno nuevo le nombramos una serie de consejos y utilidades. La capacidad del termo eléctrico se tiene que calcular considerando que el consumo por persona y día es de 50 litros. Para una vivienda con tres personas, se debería tener un termo de mínimo 150 litros para garantizar un suministro suficiente, el agua que no se gaste queda caliente para el siguiente uso. Los termos eléctricos no se pueden poner en cualquier posición. la postura normalizada es vertical, si no tenemos lugar para ello podemos buscar un modelo adecuado para colocarlo en horizontal. Es preferible colocar el termo eléctrico dentro de la vivienda o local para minimizar las pérdidas de calor. Debe instalarse lo más cerca posible del lugar de uso para reducir la longitud del tubo y el agua que se pierde esperando a que llegue la caliente. Dicho tubo debe ir correctamente aislado para no perder energía con el paso del agua.

Si tiene ya un termo le aconsejamos lo siguiente: Algunos equipos tienen una pieza que se llama “ánodo de sacrifico” o de “magnesio”, está pensado para asumir la corrosión que produce el agua y así proteger el tanque. Debe sustituirse cada cierto tiempo. Aconsejamos consultar el manual y revisar una vez al año. Un reloj programador colocado en el enchufe del termo eléctrico nos hará reducir el consumo energético, aunque hoy en día ya funcionan con termostatos automáticos. Una opción es programarlo para que el termo no se encienda en las horas de mayor consumo eléctrico de la vivienda, de este modo evitamos el riesgo de que se ponga a calentar al mismo tiempo que tenemos mucho consumo, maximizando la potencia disponible, sin que salte el automático.

hay dos maneras de porder optimizar el agua: una sería colocando un perlizador en grifos y ducha, se ahorra hasta el 50% del agua, manteniendo la misma sensación, y el 50% de la energía necesaria para calentar. Otra manera sería reduciendo el caudal del agua caliente, cerraremos más este caudal y abriremos más el del agua fría, por lo tanto se gasta menos agua caliente y dura más.